Quisiera vender mi vestido de novia

¡Muchísimas gracias por tu interés en nuestro evento!

 

Ojalá quien venda su vestido de novia sepa que está cediendo un poco de la felicidad que le fue concedida. Ojalá aproveches esta nueva edición para poder conocer tu vestido.

 

Cada evento tiene una etapa de postulaciones con una fecha de inicio y de fin. EN ESTE MOMENTO SE ENCUENTRAN CERRADAS. Habilitamos este formulario de interesadas en vender para que nos regales tus datos y, cuando se vuelva a abrir (mayo 2024), enviarte a tu correo toda la información para que tu vestido nos acompañe.

PRÓXIMO EVENTO

BOGOTÁ

Fecha: 8 – 11 de marzo 2024. Lugar: Diamantina & La Perla.

APERTURA DE POSTULACIONES

Miércoles 24 de enero de 2024.

CIERRE DE POSTULACIONES

Sábado 27 de enero de 2024.

(Después de esta fecha, no podremos recibir más postulaciones de vestidos).

    ¿CUÁNDO FUE TU MATRIMONIO?

    Resolvamos dudas

    ¿Cómo funciona Ojalá?

    Somos un evento nómada organizado por La libreta morada. No somos una tienda. No tenemos un local. No somos una feria. No atendemos los 365 días del año. Nos movemos de ciudad en ciudad en distintas fechas del año.

     

    Cada edición tiene dos grandes momentos: abrimos una etapa de postulaciones para todas las que quieren VENDER su vestido de novia y habilitamos un calendario de citas para las que quieren COMPRAR. Te explicamos los detalles de cada uno.

    ¿Qué debo hacer si quiero vender mi vestido de novia con ustedes?

    La primera invitación es a que te registres en nuestra base de datos de interesadas en vender su vestido de novia, que está permanente en nuestra web, en esta misma sección. Ya sabemos de ti, ya tenemos a dónde contactarte, puedes estar tranquila porque te notificaremos vía correo electrónico cuando inicie la próxima etapa de postulaciones, no antes, para que finalices el proceso.

     

    Dependiendo de la fecha en la que te inscribas pueden pasar días o semanas para que recibas esta información. La etapa de postulación de vestidos es más o menos cada dos, tres meses.

    ¿Ojalá compra los vestidos de novia usados?

    No los compramos, los recibimos en consignación para cada evento.

     

    Funciona, de manera muy general, así: después de la etapa de postulaciones en la que diligencias un formulario y nos compartes las fotos para conocer tu vestido de novia, sigue una etapa de selección en la que hacemos una cuidadosa curaduría de todas las propuestas. Si tu vestido es elegido, debes hacerlo llegar a la ciudad donde será la edición para la que lo postulaste. Ofreceremos tu vestido durante los días del evento entre todas las novias que nos visitan. Si no coincide con los latidos de una compradora, regresa a ti. Si logramos venderlo, cobramos una comisión sobre esa venta.

    ¿Cuánto vale postular un vestido?

    Postularlo es completamente gratis. Si tu vestido es seleccionado debes pagar una inscripción de $65.000. Si eres repitente de la edición anterior, la casa invita.

    ¿Cobran comisión por venderlo?

    La comisión por nuestro trabajo es del 30% sobre el precio de venta.

    ¿Ustedes me ayudan a poner el precio?

    Inicialmente, tú nos dices en el formulario en cuánto esperas venderlo y nosotros analizamos tu propuesta teniendo en cuenta variables como fecha del matrimonio, número de usos, diseñador, estado, la oferta y otras más. Según este valor, podemos elegirlo o descartarlo. Si el caso lo amerita, te llamamos para negociar el precio.

     

    Recuerda que la competencia del vestido de novia que ya usaste siempre será uno nuevo y que en este punto no se trata de perderle -porque ya lo compraste, ya lo pagaste- sino de recuperar parte de la inversión. Normalmente, los usados se venden con un descuento entre el 30% y el 60% del precio original (asumiendo que están en perfecto estado). Entre más alto lo vendas, mejor es nuestra comisión, pero nuestro interés siempre será que sea comercialmente atractivo y logremos venderlo.

    ¿Cómo calculo el precio de venta de mi vestido?

    Te damos un ejemplo sencillo. Si tu vestido nuevo costó $5.000.000, en Ojalá lo venderás en $3.500.000 de los cuales el 30% ($1.050.000) será nuestra comisión, recuperando aproximadamente la mitad de la inversión.

    ¿Qué tan importantes son las fotos en este proceso?

    Jamás nos cansaremos de repetirlo: las fotos que nos compartas de tu vestido son TODO, no olvidemos que el deseo entra por los ojos. Las imágenes que nos compartas de tu vestido las utilizaremos en el catálogo digital que verán las novias que nos visiten y también en redes sociales. Las posibilidades de venta aumentan de manera significativa cuando hay fotos de buena calidad, sin marcas de agua, donde se vea bien tu vestido desde todos los ángulos. Sería maravilloso si te regalas diez minutos para buscar las mejores.

     

    Te pedimos que por favor no nos envíes pantallazos, que no edites ni cortes ni le pongas emoticones a las caras. Si son verticales, mucho mejor. En caso de no tener fotos, la recomendación es ponerte el vestido o pedirle el favor a alguien para hacerlas caseras, con un fondo sólido: frente, espalda y detalles.

    ¿Por qué un vestido no es seleccionado?

    Nos gustaría poderle dar una respuesta personalizada a cada novia, pero es imposible. Son cientos de postulaciones para elegir solo 100–120 vestidos por evento. Cuando decimos que no ya hemos analizamos todos los frentes: estado, silueta, talla, diseñador, precio, descuento, estilo y oferta, que siempre es cambiante.

    ¿Puede pasar que mi vestido quede seleccionado en una edición y en la otra no?

    Sí. Para cada evento se postulan vestidos diferentes, según la oferta debemos hacer elecciones y renuncias. Es decir, puede ser que tu vestido sea el único de flecos o que haya otros 30 muy parecidos. Puede ser que se postulen muchos XS y esta vez no podamos recibir tantos. También hemos aprendido a conocer los gustos y necesidades de las novias y estos varían dependiendo de la ciudad.

    ¿Si estoy en una ciudad diferente al evento puedo participar vendiendo el vestido?

    Por supuesto. En cada edición, independiente de la ciudad en la que se realice el evento, recibimos vestidos de todas las ciudades, incluso de otros países. En este caso, deberás asumir el costo del envío del vestido y el de la devolución, en caso de que no logremos venderlo.